Kraft Croch amigurumis y su libro de patrones

visuales
amigurumi.jpg

Kraft Croch es la marca bajo la que teje y trama la inquieta Marisa Guerrero.
Periodista de formación y con amplia experiencia en el diseño editorial. Comenzó en abril de 2010 este proyecto, todo un referente en el movimiento de tejedores de amigurumis en la actualidad.
Marisa, conocida anteriormente como (bajo ese nombre realizaba uno de los más creativos Fotolog que recuerdo), se inició con Efecto de fábrica, un colectivo de tres artistas que realizaban camisetas, bolsos, parches… todo personalizado y bajo pedido.
Utiliza las técnicas del amigurumi, ganchillo, bordado, bordado ruso y punto de cruz. “También hago pequeñas piezas cosidas, como guirnaldas con frases, para ello uso con todo el amor del mundo la máquina de coser Singer de allá de la II República totalmente manual que mi abuela me dejó. Es como mi tesoro“.

La joven autora que había ido publicando patrones en pdf, acaba de dar el paso definitivo y hace unas pocas semanas ha publicado su libro: Amigurumi Personajes de crochet. 11 VIP Patrones en el que de una forma muy pedagógica reúne 11 patrones explicados, para elaborar otros tantos personajes que forman parte de la cultura popular de los últimos siglos, que van de Chaplin al Ché, pasando por Maradona, Einstein o Björk entre otros. “Son esos porque creo que en este momento se echa en falta famosos, personajes o celebridades como prefieras llamarlos con personalidad con carácter, auténticos, con vidas y aptitudes que te dejen la boca abierta. Creo que a los 11 VIP o se les quiere o se les odia, pero que no crean indiferencia por sus historias“. El libro se completa con un manual básico de crochet para los recién llegados, lo que lo convierten en imprescindible para los amantes del fenómeno.

Amigurumi

Entrevista a Marisa Guerrero (Kraft Croch)

¿Cómo nace tu interés por lo hecho a mano?
Más allá de las manualidades del colegio en mi caso, tuve una abuela muy mañosa que me enseñó a hacer ganchillo ‘old style’ y a coser los bajos de los pantalones entre otras cosas que me han salvado la vida en muchos momentos. También de pequeña mis padres me apuntaron a clases de bordado en el barrio, pero en la adolescencia todo esto se deja de lado supongo que son cosas de las hormonas. No es hasta hace unos años cuando comencé a aplicar todo lo que aprendí de pequeña en proyectos con conceptos más actuales o con ideas más divertidas, al menos para mí, claro.

¿Cuándo y por qué decides crear tu marca Kraft Croch?
Comienzo con este nombre tan ‘onomatopéyico’ en abril de 2010, poco antes había descubierto los amigurumis que en japonés significa peluche tejido (véase wikipedia) y de los que me enamoré. Me motivó muchísimo en un momento en el que no tenía trabajo, venía del sector editorial en el que había trabajado como maquetadora y ahora estaba preparando la maleta para trabajar en el sector servicios en Francia. Así que en ese punto muerto refresqué los puntos de ganchillo y aprendí de manera autodidacta a leer y a crear mis propios patrones de amigurumi o muñecos tridimensionales de ganchillo. Al regresar de Francia comencé el blog, profundicé en mi nueva afición-adicción y hasta ahora.

¿Por qué crees que los amigurumis despiertan el interés de tanta gente?
Creo que es porque un amigurumi realmente sorprende por lo bien que se adapta a la imaginación y a la realidad. A esa actitud del niño que cree realmente que todo es posible y que cualquier cosa puede existir. Siempre digo que es magia y puede sonar muy ñoño, pero si ves como una larga y fina hebra de lana se convierte en un cohete espacial, esa es la explicación más ¿sensata?. El amigurumi, aún siendo un muñeco, no tiene porqué estar dirigido a niños exclusivamente. Por lo general, está creado por un adulto (más o menos) que puede proyectar en ganchillo una pieza, pues eso, de temática adulta.

¿Qué encontramos en tu libro “Amigurumi Personajes de crochet. 11 VIP Patrones”?
En el libro aparecen 11 patrones explicados detallada y simplemente de 11 personajes -creo que fácilmente reconocibles por muchos- en el orden en el que fui aprendiendo y mejorando la técnica de los amigurumis. Además, como nadie nace enseñado, incluye un Manual Básico de Crochet al principio que explica todos los puntos empleados con ilustraciones. Por último, completo el libro con un repaso a los materiales necesarios, las abreviaturas empleadas y algunos trucos para hacer la vida del o la crochetera más agradable y sencilla.

¿La creatividad nace o se teje?
Me alegra que me haga esa pregunta, jajaja… la creatividad nace cuando llevas tejiendo durante bastante tiempo y has ‘crocheteado’ amigurumis de lo más variado, muchos de ellos escondidos en remotos cajones o exiliados en Siberia (los bautizados como amiguchurros). Saber todas las posibilidades que da la técnica del amigurumi; tener la posibilidad de aplicar otras técnicas que puedas conocer como el bordado, por ejemplo; bocetar -o en mi caso garabatear- formas e ideas por muy tontas que parezcan; y apreciar los amigurumis de tantísim@s ganchiller@s… quiero pensar que ayuda.

Marisa

¿Por qué internet es importante para los nuevos artesanos?
Sin duda poder llegar a un mayor número de personas, es lo más obvio y lo más importante. Aunque no es tarea fácil ser visible en algo tan basto como internet, sí que ayuda a crear y acceder a comunidades interesadas en la artesanía, en lo hecho a mano y en otras tendencias ‘craft’. Los blogs propios como escaparate de lo que haces, las webs y foros especializados en nuevas labores creativas, las tiendas online dirigidas por y para vender artesanía, las redes sociales como por ejemplo Ravelry compuesta por tejedores de todo el mundo, incluso medios de comunicación en su versión online dan a conocer nombres y proyectos artesanos. Por otro lado, también es muy importante la parte de poder seguir aprendiendo y enseñando diferentes técnicas o maneras de presentar tus creaciones a través de tutoriales, talleres y otras herramientas disponibles cuando quieras en la Red. El artesano o ‘crafter’ que quiere ser un auténtico Juan Palomo tiene a su disposición vía internet nociones básicas, al menos, de fotografía, retoque fotográfico, diseño de etiquetas, envoltorio (packaging), edición de vídeos y muchos otros aspectos que en algún momento si no tienes un amigo o dinero para que alguien te lo haga tendrás que aplicarte la filosofía DIY (Do It Yourself), vamos, ¡hacerlo tú mismo! Otro aspecto en el que internet es un aliado del ‘crafter’ o artesano es que si en tu ciudad no tienes la posibilidad de adquirir materiales diferentes para experimentar nuevas propuestas siempre puedes comprarlos online.

¿Además de amigurumis Kraft Croch trama alguna otra cosa?
Siempre rondan ideas que voy desarrollando la mayoría de las veces muy lentamente porque las tengo que alternar con atender y confeccionar los pedidos que me llegan. Sin ir más lejos, el libro tardé como 2 años en terminarlo porque mientras maquetas o creas patrones no puedes producir los encargos personalizados que es lo que te va manteniendo económicamente. Y bueno, por no desvincularme del todo de lo que fue mi profesión durante muchos años colaboro cada dos meses en la maquetación de una revista especializada en fútbol femenino, Protagonistas. Es un proyecto totalmente autoeditado, como mi libro, así que empatizo por el contexto actual y comparto totalmente su filosofía de que si no existe (en este caso, medios que hablen de fútbol femenino) habrá que crearlo.

El autor

Creativo editorial. Me interesa la narratividad fotográfica y literaria. Diseño libros y persigo fanzines. Director de arte en Mitad Doble. [+]

1 Comentario

Los comentarios están cerrados