Home  /  Posts tagged "fanzine" (Page 37)

Le pequeñe gates es un pequeño cómic de autorí­a anónima, con tan solo un e-mail de contacto. Aunque la edición es en fotocopias está muy cuidada. En el interior encontramos textos y dibujos tanto como en ilustraciones como en viñetas. Este pequeño homenaje a los gatos es tan delicado como recomendable. Le pequeñe gates 36 pag / 10,5 X 15 cm monocromo / portada verde o azul 2 EUR / detounpokisho@ole.com

El Universo Cúbico en su número 111 nos trae la historia completa El monstruo que el dibujante y guionista Mart ha dibujado para su personaje Franki, "un pajarraco macarra y respondón" según el autor, que también publica material en El Virus Púrpura, así­ como en un largo listado de medios tanto en papel como en internet. La historia además de estar bien estructurada, se deja leer con facilidad, con lo que está asegurado un buen rato. Se concluye con una sección de reseñas de cómic. Recomendable. Mart Franki "El monstruo" Universo Cúbico Nº111 A4 / 24 pag / Monocromo / 1,50 EUR juliomartinezmart@yahoo.es Universo Cúbico Apdo. 779 14080 Córdoba

En un formato novedoso para este tipo de publicaciones, nos llega "Año Uno" que recoge una limitada pero interesante colección de artí­culos, autoentrevistas y otras hierbas. La publicación simpatiza con la liga de escritores independientes y aceptan intercambios y correspondencia como se indica en su cabecera. Además recuperan el calendario republicano. Interesante y original Año Uno A4 / 2 pag / Monocromo Apdo. 683 02080 Albacete

El dí­a que descubrí­ los weblogs, también llamados bitácoras en castellano, tuve claro desde el primer momento que estaba ante algo nuevo, fresco y creativo. La idea de que alguien escriba esa especie de diario de sucesos, opiniones, etc. públicamente puede distraer de la connotación, para mí­, principal que es la frescura, la espontaneidad y el estilo directo y sincero que se establece. Esto es lo más parecido a un fanzine que he visto en la red. Porque le da una sensación al medio de estar vivo, de evolucionar, de proximidad, y da la posibilidad de opinar sobre lo que

Desde mi pequeña sillita, se ve la calle perfectamente. Veo pasar a los presuntuosos con sus trajes estucados llenos de color, con palabras acabadas en art en sus bolsillos, y esa ingenua sensación de volar a un palmo del suelo. Ya llevo tiempo aquí­, muchas mañanas han sucedido a muchas noches, y en la recámara un montón aún por llegar. Los presuntuosos no miran a su alrededor, las orejeras en sus conciencias les nublan la claridad de visión necesaria para mirarse en los espejos. Pero los dí­as de lluvia también se mojan. He visto desfilar a tantos, que serí­a difí­cil